Envíos gratis por pedidos superiores a $150.000

Un pedacito de nosotrxs

por GRUPO BIONICA en July 19, 2021

hecho en colombia

20 de julio: Día de la independencia de Colombia. El momento histórico que estamos viviendo nos demuestra que aún falta mucho por hacer, pero creemos en que todxs podemos aportar a construir un país más justo, equitativo y sostenible.

Te presentamos algunas acciones que emprendemos desde Biónica como muestra de nuestro compromiso con el futuro de Colombia.

Uno de los pilares de marca es nuestra identidad como colombianos. Nos enorgullece ser de aquí y llevamos esta insignia no solo en nuestros diseños sino en todo el proceso de producción: Generamos empleo local, cuidamos la naturaleza del territorio del que hacemos parte y tratamos de que nuestras prendas resalten los invaluables tesoros de Colombia.

Casi todo equipo de Biónica es colombiano también tenemos compañeras de Venezuela :). No solamente quienes trabajamos directamente en la empresa, sino quienes transportan, cortan, estampan y confeccionan las prendas.

Hemos cumplido la tarea de lograr que toda la producción de las prendas desde que llegan las telas hasta que ponemos la ropa en los almacenes ocurra en negocios ubicados en el Valle de Aburrá.

Trabajar local nos permite construir relaciones cercanas y sin intermediarios con los proveedores. Generalmente colaboramos con talleres operados por una o dos personas, a quienes damos un trato y pago justo y motivamos a formalizarse para recibir más beneficios.

¡Podemos responderte 'quién hizo tu ropa' y nos esforzamos para que cada persona se sienta orgullosa de ello!

El empleo local hace que la economía nacional florezca: A doña Gloria, del taller de Itagüí, le encanta comprar empanadas en su barrio el domingo en la tarde. Marcela, del taller de La América, se mantiene al día con la cuota para pagar su casa propia. Con nuestro trabajo contribuimos a esa red de pequeños negocios que dinamizan el desarrollo de la región.

Con la producción local cuidamos del planeta. El Valle de Aburrá tiene una longitud de 60 km y ese es el recorrido máximo que hace nuestra producción en cada etapa desde el corte de la tela hasta su presentación en las tiendas. Así, los gases contaminantes del transporte que contribuyen al calentamiento global por son muy pequeñitos en comparación con la ropa hecha en otros continentes.

Consumir es como votar: con cada peso que inviertes, apoyas las prácticas, las personas, los modos de trabajar y, por supuesto, la economía del lugar de origen de lo que compras. Así que gracias por comprar local. Gracias por creer en la calidad de lo colombiano. Gracias por aportar a la calidad de vida de decenas de familias en el Área Metropolitana. Gracias por contribuir a la prosperidad de la región.

DEJA UN COMENTARIO